3 Manualidades rápidas con cartón para días de lluvia

Posted on

Los fines de semana de invierno, cuando hay niños en casa, hay que agudizar la imaginación. Quizás no se pueda salir al parque o a pasear, pero hay muchas cosas que se pueden hacer en casa y que no incluyen ver la televisión todo el día.

Disfrutar con los niños, estimulando su imaginación y compartiendo con ellos el momento nos ofrecerá la oportunidad de vivir experiencias muy divertidas que se recordarán siempre con cariño.

Las manualidades de cartón ofrecen grandes oportunidades para tardes de lluvia, siendo además muy baratas y fáciles, lo que permite que puedan participar niños de todas las edades.

– Minions con cartones de papel. Necesitas: un cartón de papel higiénico, una caja de pinturas o de acuarelas, gomaeva de color azul, tijeras de punta redonda y pegamento. También se puede hacer tan solo con el cartón y las pinturas.

Los cartones del interior del papel higiénico tienen la forma perfecta para crear divertidos minions. Solo hay que pintarlos debidamente en amarillo y utilizar gomaeva para crear sus graciosos buzos de color azul. Si no dispones de la gomaeva, puede pintarse la ropa.

Estos minions pueden cerrarse por la parte inferior y convertirse así en un gracioso portalápices para el escritorio del niño.

– Un divertido gusanito. Necesitas: una huevera, pinturas de colores, cordel. Opcionalmente, papel y pegamento.

Para realizar un divertido gusanito con una huevera solo hay que cortar los espacios para el huevo de la huevera. Estos se pueden pintar en diferentes colores. Una vez pintados se les realiza un agujerito para pasar un cordel o un hilito y unirlos al siguiente trocito.

El que hace de cabeza puede llevar los ojos, nariz y lengua pintados o realizarlos en papel pintado y pegarlos con pegamento.

– Un reloj que marca las horas. Se necesita: cartón, colores, pegamento, dos palitos para las agujas (dos paletas de helado, por ejemplo) y un alfiler.

Se realiza un diseño de reloj con el cartón. Puede ser redondo o cuadrado y se pinta y se decora. Con más cartón se hacen los diferentes números para el reloj, que pueden pintarse de colores.

Se pegan los números en el lugar correspondiente y se colocan los palitos, uno más corto que el otro, en el centro del reloj, uniéndolos con un alfiler para poder moverlos.

Con este reloj, se puede empezar a enseñar la hora a los más pequeños de la casa, que disfrutarán no solo aprendiendo, sino también realizando su primer reloj de aprendizaje.

bolo-fake-lembrancinhas-v

Tags:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *