Historia del cartón

Posted on

El cartón corrugado, al igual que muchos productos de los que hoy en día gozamos con absoluta, tiene una historia relativamente reciente. Actualmente el cartón corrugado usa cotidianamente para cajas de embalaje, muebles de cartón e incluso se pueden hacer futbolines con él. Pero a pesar de que el papel es un invento relativamente antiguo, el cartón corrugado apenas tiene siglo y medio de existencia.

Los comienzos del cartón corrugado tienen lugar en 1871 en Estados Unidos. Un farmacéutico llamado Albert L. Jones, especializado en el mundo de la perfumería, empezó a preocuparse por las constantes roturas de frascos con las que tenía que lidiar, especialmente durante el transporte, lo cual limitaba sus empresas y suponían perdidas económicas eventualmente. Los frascos en aquel entonces se envolvían con tela, pero esto no era suficiente. Jones, inspirado por los pliegues de los puños y las faldas victorianas, decidió sustituir la tela por papel, pero corrugando el papel para que tuviesen mayor resistencia y un punto de amortiguamiento. Fue gracias a este inquieto farmacéutico que empezó a gestarse lo que hoy en día conocemos como cartón corrugado

El problema principal del uso del papel corrugado como material para el embalaje era que este no la suficiente rigidez como para mantener la forma que se le quisiera dar, y aunque resistía los empujes mejor que la tela seguía sin ser suficiente para las necesidades de algunos empresarios.

20228331848_c00f54cc25_o

En 1874 entro en escena otro ciudadano americano llamado Oliver Long. Este hizo un aporte importante a la patente que en su momento había registrado Albert L. Jones. Long, frustrado por la falta de resistencia del papel ondulado decidió en un primer momento añadir una lámina de papel liso al papel arrugado. Más adelante decidió añadir dos láminas, una a cada lado del papel ondulado y así fue como nació el primer prototipo del cartón corrugado que actualmente tiene tantos usos.

Ese mismo año, George Smyth, supo apreciar el valor de este nuevo inventó e ideó una máquina industrial capaz de producir papel corrugado sin las laboriosas tareas manuales que hasta el momento habían sido necesario.

Poco después Thompson & Norris y Robert Gair , se hicieron con las patentes de producción de carton corrugado y empezaron a producirlo intensamente y a distribuirlo. Por supuesto estas primeras fábricas de cartón corrugado eran más rudimentarias y se ha avanzado mucho. Pero ellos fueron los pioneros en un material que se sigue usando a día de hoy y que es preferente para el embalaje, pero también para seguir inventando posibilidades gracias a su resistencia, su manejabilidad y el carácter reciclable del carton.

Tags:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *