Regresa a la infancia con un futbolín muy especial

Posted on

¡Qué tardes aquellas de la infancia cuándo el tiempo parecía eterno! Aquellas partidas interminables con los amigos entorno a un futbolín, con competiciones en las que todos tenían claras las reglas tanto expresas como las implícitas, esas que eran propias de la pandilla y que todos respetaban sin cuestionarlas.

Quizás ahora que el tiempo ha pasado y ya tienes cierta edad, te gustaría recordar esas tardes con tus amigos, pero sin tener que ir al bar, en un ambiente mucho más tranquilo y casero. Pero, ¿cuánta gente tiene lugar para un futbolín de los de monedas en casa? Realmente muy pocos.

Sin embargo, un futbolín de cartón como el que te presentamos no solo es una fantástica opción, sino que además no te causará demasiados problemas de espacio. Primero porque es lo suficientemente grande para jugar, pero no para ser un estorbo insalvable cuando no se usa. Y segundo, porque es tan ligero que podrás subirlo a una estantería y guardarlo allí sin que sea problema alguno.

Ligero, sí, pero a la vez muy resistente para que dure mucho, mucho tiempo. Incluso para que dure lo suficiente para la siguiente etapa, la de los niños. Una opción muy ecológica que no defraudará a quienes tengan su mente abierta y se decidan a apostar por los objetos de cartón.

Un juguete muy divertido

Y es que no hay excusa mejor para comprar un futbolín que el hecho de tener descendencia. Seguro que ya te imaginas enseñando a tu niño o niña todo lo que sabes para que se convierta en todo un experto de los futbolines.

Niño o niña, padre o madre, porque el futbolín no tiene sexo. Muchos estarán de acuerdo en que en su barrio era una niña la que ostentaba el título de pichichi y seguro que esas auténticas reinas del balón continuarán dando mucha guerra en las competiciones caseras.

Si era divertido jugar con los amigos, hacerlo con tu hijo va a ser indescriptible. Un futbolín de cartón es la mejor inversión para iniciar a las nuevas generaciones de defensas o de goleadores en un arte muy nuestro que ha conquistado a jugadores de todo el mundo.

Un futbolín muy fácil de montar, que puedes guardar en cualquier lugar, que se puede transportar fácilmente para llevarlo a todas la habitaciones de la casa y que incluso se puede desmontar para guardarlo durante una larga temporada si es que realmente aguantas tiempo sin utilizarlo.

futbolin-carton-reglamentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *